Pablo Valeriano, estudiante de PrepaTec Santa Catarina fue galardonado con medalla de plata en competencia internacional además de ser el mejor de nuestro país al resultar ganador en Olimpiada Nacional de 2019
Por Martha Mariano | Campus Monterrey - 30/06/2020

Pablo Alhui Valeriano Quiroz sabe que la constancia es el pilar que conduce al éxito.

Este pensamiento lo llevó a ser acreedor de la medalla de plata en la Asian Pacific Mathematics Olympiad (APMO), competencia internacional de matemáticas llevada a cabo de manera virtual en marzo de este año que reunió participantes de más de 30 países.

Alumno de PrepaTec Santa Catarina, Pablo Valeriano quien culminó su cuarto semestre, tuvo que pasar una serie de pruebas previas a esta olimpiada internacional, elevando la dificultad del programa.

“Es todo un proceso para participar en esta olimpiada internacional, primero participé en la Olimpiada Mexicana de Matemáticas en noviembre de 2019, allí obtuve medalla de oro.

Ese resultado me permitió participar en la Olimpiada Matemática del Asia-Pacífico como parte de la delegación mexicana”, explicó.

Para Cristantos Martínez, director de PrepaTec en Monterrey, el reconocimiento de Pablo es el resultado de su gran dedicación y esfuerzo.

"Indudablemente atrás de ello hay mucho trabajo, un proceso de preparación importante y esa preparación, ese trabajo y ese esfuerzo rinde frutos ahora con esta medalla". comentó.

También exhortó al alumno a continuar siendo fuente de inspiración para sus demás compañeros.

"Sigue apasionado por las matemáticas y construyendo e inspirando a otros jóvenes en el ámbito académico, particularmente en esta área. ¡Enhorabuena y felicidades!", expresó.

 

TALENTO INTERNACIONAL

La APMO es considerada como una de las competencias de más alto nivel dentro de esta disciplina en la que participan países como China, Estados Unidos, Rusia, Japón, Australia, Corea, Perú y México.

El concurso constó de un examen enviado de manera digital a cada participante con cinco problemas matemáticos con dificultad variable.

Esta prueba debía resolverse en un lapso de cuatro horas y cada problema sumaba un puntaje máximo de 7 puntos.

“En los problemas se tienen que resolver principalmente cuatro áreas: geometría, combinatoria, álgebra y teoría de números”, mencionó el estudiante.

 

Reconocimiento virtual Pablo Valeriano, medalla de plata en APMO
Pablo Alhui Valeriano Quiroz, recibió un diploma digital acreditando la medalla de plata en la edición XXXII de Asian Pacific Mathematics Olympiad.

Para esta edición 2020 participaron 38 países con un total de 337 jóvenes menores de 20 años, cabe resaltar que cada país envía un máximo de 10 representantes a la competencia.

“Este examen fue diferente a como suelen ser todos los de las olimpiadas de matemáticas, porque fue un examen de cinco problemas para resolverse en cuatro horas.

Ese fue el mayor reto tener más problemas para resolver en menor tiempo”, comentó.

Sin embargo, Pablo reconoció que este no fue el único desafió al que se enfrentó, sino también saber que competía contra los mejores a nivel mundial.

“Competir contra países como Japón que sobresalen mucho en esta disciplina, hace que los exámenes suban de nivel, lo que los hace más difíciles.

Pero, la olimpiada te cambia la forma de ver las cosas desde el momento en el que decides participar”, señaló.

 

COMPARTE SU PASIÓN POR LOS NÚMEROS

“En general las olimpiadas me han mostrado una forma de aprender las matemáticas de una forma que no lo había visto ni en la escuela, ni en ningún lado”, compartió Pablo Valeriano.

Este gusto por las matemáticas lo ha llevado a ser parte de diversas competencias desde la secundaria, sumando triunfos y aprendizajes a su trayectoria, la cual sigue preparando de manera constante.

“Para todas las competencias me preparo con entrenamientos, que se basan en la resolución problemas de competencias pasadas o simplemente el entrenador toma un tema y de allí desarrollamos los problemas”, explicó.

 

Logros en matemáticas Pablo Valeriano Quiroz

 

Todos los viernes y sábados el joven estudiante se dedica a practicar con un entrenador particular, además de dedicar tiempo extra durante la semana para seguirse preparando.

“El haber quedado más cerca del oro que de la plata fue algo que no me esperaba, es una satisfacción, pero a la vez motivación para el próximo y por qué no, pensar la posibilidad del oro”, dijo.

Cristofina Quiroz de Valeriano, mamá del joven estudiante compartió que una de las motivaciones como padres es ver a su hijo realizarse en algo que le apasiona, como las matemáticas en el caso de Pablo.

“Como padres nos hemos mantenido al pie del cañón, tenemos tres hijos y a todos les hemos dado alas para que hagan lo que ellos quieran.

Para nosotros representa un súper orgullo y una satisfacción ver que está haciendo algo que a él le gusta y para lo que es muy bueno”, comentó.

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuelas:
Etiquetas:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios